sábado, 20 de diciembre de 2014

CALLES DE LUCHA Y BRONCA / 19 y 20 de 2001


Levantamiento popular del 19 y 20 de diciembre de 2001

Homenaje





39 NOMBRES




39 nombres

19/12/2014 11:30

"El hambre no tiene respuesta”, escribió Vicente Zito Lema en su Canto de Homenaje. Para esta época del año, pero hace trece años, el dolor no se aguantaba más. La desocupación, el hambre, la miseria, la represión. La misma clase media conservadora que empujó a la Alianza al poder encontró que sus bolsillos también se vaciaban, y salió a la calle con las y los pobres, esos a los que tanto temía y repudiaba. Las calles se colmaron de bronca. Y el Estado dio rienda suelta a su aparato represivo –como ya venía haciéndolo desde hacía mucho tiempo pese a no tener militares en su cúpula- y mató a 39 personas, de las cuales un cuarto eran menores de edad.


Compartimos la lista de víctimas de la represión durante las jornadas del 19 y 20 del 2001. Fue elaborada con la Correpi y solo contempla los crímenes del Estado causados por parte de las fuerzas armadas. No están aquí las miles y miles de víctimas del hambre y de las enfermedades evitables que fueron presa tanto de quienes estaban en el gobierno en ese momento como de los gobiernos previos.



- ACOSTA, Graciela, 35 años. Militante de DDHH. Estaba con una amiga buscando a sus hijos. Se acercó a un supermercado frente al que unas mil personas reclamaban comida. Recibió dos impactos de bala, disparados rodilla en tierra por un policía al que su amiga vio perfectamente. Provincia: Santa Fe
- ALMIRÓN, Carlos “Petete”, 24 años Petete era militante de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) y de la Coord. de Desocupados 29 de Mayo. Recibió un disparo de la policía en el pecho en Av. 9 de Julio y Av. de Mayo cuando encabezaba una columna de manifestantes que intentaba volver a la Plaza de Mayo.
- ALVAREZ Villalba, Ricardo, 23 años Asesinado en Rosario, Santa Fe.
- ARAPI, Ramón Alberto, 22 años Estaba con amigos tomando tereré en el Barrio Nuevo de Corrientes. Entró al barrio una camioneta Ford F-100 bordó sin leyendas identificatorias y sin patente, con cinco hombres, cuatro con el uniforme de combate azul-celeste de la policía de Corrientes. Arapi trató de esconderse, pero dos de los policías lo corrieron y alcanzaron. Uno lo golpeó y le pegó un tiro que entró por el pecho y salió por la espalda.
- AREDES, Rubén, 24 años Fue asesinado por la Policía federal mientras participaba en un corte de calles en Ciudad Oculta, Ciudad de Buenos Aires. Recibió cuatro balas de plomo por la espalda.
- AVACA, Elvira46 años Recibió un escopetazo frente a un supermercado frente al que pasaba con su hija en Cipolletti, Río Negro. Recibió el disparo en la zona lumbar. El calibre de la bala es policial.
- AVILA, Diego, 24 años Asesinado en Villa Fiorito, Buenos Aires.
- BENEDETTO, Gustavo Ariel, 30 años Se encontraba en la esquina entre la Avenida de Mayo y Chacabuco, Ciudad de Bs. As., donde se estaba llevando a cabo una manifestación. Recibió un balazo en la cabeza que le provocó la muerte, disparado desde el interior del Banco HSBC, donde prestaba servicios como custodio privado el ex militar Varando, represor de La Tablada.
- CAMPOS, Walter, 17 años Estaba esperando cajas de comida junto a cientos de personas frente a un supermercado en Rosario (Sta Fe), cuando un tirador de elite de las TOE (Tropas de Operaciones Especiales) le disparó a la cabeza.
- CÁRDENAS, Jorge, 52 años Fue herido la noche del 19 en las escalinatas del Congreso de la Nación, y falleció varios meses después.
- DELGADO, Juan, 28 años Estaba con otras personas reclamando alimentos frente a un supermercado en Rosario, Santa Fe. Llegó un camión que aparentaba traer comida. Cuando los manifestantes se agolparon alrededor, de atrás aparecieron seis móviles policiales que dispararon contra la gente. Delgado fue herido con balas de goma cuando huía de la represión. Un policía lo tumbó de un cachiporrazo en las piernas, lo apuntó con su itaka, pero se había quedado sin carga, por lo que sacó la pistola y le disparó a menos de un metro de distancia.
- ENRIQUEZ, Víctor Ariel, 21 años Asesinado en Almirante Brown, Buenos Aires.
- FERNÁNDEZ, Luis Alberto, 27 años Vendía sandías frente a un supermercado en la provincia de Tucumán. Durante la represión a manifestantes, un gendarme le disparó a poca distancia en la cabeza. Murió dos días después.
- FERREIRA, Sergio Miguel, 20 años Baleado durante la pueblada del 19 y 20 de diciembre de 2001. Murió un año después a raíz de una complicación hepática desencadenada por el balazo en el hígado recibido cuando la policía cordobesa reprimió duramente un saqueo a un supermercado del barrio Villa El Libertador.
- FLORES, Julio Hernán, 15 años Asesinado en Merlo, Buenos Aires.
- GARCÍA, Yanina, 18 años Recibió un disparo en el abdomen cuando, desesperada por los ruidos de las balas, salió a la vereda a buscar a su pequeña hija. En Rosario, Santa Fe
- GRAMAJO, Roberto Agustín, 19 años Un grupo de jóvenes estaba siendo perseguido por la Policía, que les disparaba balas de goma, en Alte. Brown, Buenos Aires. A la corrida se tuvieron que sumar todos los que estaban en la calle, ya que la Policía disparaba a mansalva. Un vecino pudo observar que en una obra en construcción que está ubicada en diagonal a su ventana había dos policías escondidos en las columnas. Uno de los policías disparó con balas de goma para lograr la retirada de los jóvenes, mientras que el otro policía se quedó escondido en la tercera columna de la obra en construcción y sacó el arma reglamentaria y efectuó tres o cuatro disparos. Uno de los disparos atravesó la cabeza de Roberto, que iba de su casa a la de su tío.
- GUÍAS, Pablo Marcelo, 23 años Asesinado en San Francisco Solano, Buenos Aires
- ITURAIN, Romina, 15 años Asesinada durante la pueblada del 19 y 20 de diciembre, mientras estaba en su casa, adonde ingresó una bala policial disparada contra quienes protestaban frente a un supermercado en Paraná, Entre Ríos.
- LAMAGNA, Diego, 26 años Murió después de haber sido herido en el pecho con un perdigón de plomo. Según testigos, le dispararon policías de civil desde un auto particular en la Ciudad de Buenos Aires.
LEGEMBRE, Cristian, 20 años Asesinado en Castelar, Buenos Aires
- LEPRATTI, Claudio “Pocho”, 35 años Militante comunitario. Estaba en la terraza de la escuela en la que colaboraba (era profesor de filosofía, y ayudaba como cocinero) cuando el móvil n° 2270 del Comando de Arroyo Seco se dirigía a reprimir un corte de calles de los vecinos del barrio. Los policías detuvieron el móvil y empezaron a disparar. Pocho gritaba que no lo hicieran porque había muchos chicos. Velásquez, el efectivo condenado a 14 años de prisión, dijo en la reconstrucción que disparó sin apuntar y que no sabía si tenía balas de goma o de plomo. El proyectil que lo mató ingresó por la garganta. Fue en Rosario, Santa Fe.
- MÁRQUEZ, Alberto, 57 años Durante la manifestación en la Ciudad de Buenos Aires, de una camioneta salieron civiles y uniformados que empezaron a disparar indiscriminadamente. Alberto Márquez recibió dos balazos en el tórax a consecuencia de los cuales murió. Uno de los autores es el comisario Oliverio, jefe de asuntos internos de la PFA, quien está detenido.
- MORENO, David Ernesto, 13 años Salió corriendo cuando la policía empezó a disparar contra los vecinos que se agolpaban frente a un supermercado en la provincia de Córdoba. La autopsia determinó que David fue herido con cinco proyectiles, algunos de goma y otros de plomo. De la nuca le extrajeron una posta de plomo que pertenecería a un cartucho disparado por una escopeta calibre 12/70 de la Policía. Los impactos en su cuerpo y en los de los otros heridos fueron por la espalda, por lo que se descarta que hayan sido lesionados por otras armas que las que disparaban los uniformados.
- PACINI, Miguel, 15 años Asesinado durante en la provincia de Sta Fe, recibió varios disparos en el cuello.
- PANIAGUA, Rosa Eloísa, 13 años Había ido con su familia a buscar comida en un supermercado en Paraná, Entre Ríos, porque el comisario del barrio había hecho correr la voz de que entregarían mercadería. Al llegar los esperaban policías y gendarmes. La bala entró por la parte superior de la cabeza y salió por la boca.
- PEDERNERA, Sergio, 16 años Baleado durante la pueblada del 19 y 20 de diciembre en la provincia de Córdoba. El menor se encontraba en la calle buscando comida para su familia en el marco de los reclamos masivos que se realizaron en supermercados, cuando recibió una bala policial en el tórax que le produjo una paraplejia. Un año después falleció en el hospital.
- PEREYRA, Rubén, 20 años Baleado por la policía cuando regresaba a su casilla llevando al hombro una caja con alimentos entregados en un supermercado. En Rosario, Sta Fe
- RAMÍREZ, Damián Vicente, 14 años Asesinado de un balazo en el cuello en la esquina de Maciel y Cristianía, Gregorio de Laferrere, Buenos Aires.
- RIOS, Sandra Asesinada durante la pueblada del 19 y 20 de diciembre. Sin datos.
- RIVA, Gastón Marcelo, 30 años Circulaba en moto por la Avenida de Mayo en la Ciudad de Buenos Aires, cuando recibió un disparo en el pecho proveniente de alguna de las armas de un grupo de cuatro policías que estaban disparando.
- RODRÍGUEZ, José Daniel Asesinado en Paraná, Entre Ríos.
- ROSALES, Mariela, 28 años Asesinada en Lomas de Zamora, Buenos Aires.
- SALAS, Ariel Maximiliano, 30 años Asesinado en la esquina de Maciel y Cristianía, Gregorio de Laferrere, Buenos Aires.
- SPINELLI, Carlos Manuel, 25 años Fusilado desde un Gol blanco durante la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre. Sucedió en Pablo Nogués, Buenos Aires.
- TORRES, Juan Alberto, 21 años Sufrió una herida de arma de fuego en la zona abdominal. En Corrientes.
- VEGA, José, 19 años Asesinado en Moreno, Buenos Aires.
- VILLALBA, Ricardo, 16 años En Rosario, Sta Fe, recibió un tiro en un ojo cuando vecinos manifestaban pidiendo alimentos frente a un autoservicio. Murió el 23 de diciembre.


http://www.zumbido.com.ar/


Enlace relacionado: http://www.anred.org/






19 Y 20 - EL JUICIO / cels.org.ar







Clickear sobre el título para ingresar: 




http://cels.org.ar/19y20eljuicio/




LO QUE EL 20 DE DICIEMBRE NOS DEJÓ por Gabriela Liszt



20/12/2014 | 

Lo que el 20 de diciembre nos dejó

Gabriela Liszt



Fotografía: Archivo de Contraimagen


En un nuevo aniversario del 19 y 20 de diciembre de 2001, La Izquierda Diario refleja diferentes posiciones de intelectuales sobre el significado de los hechos y su consigna principal, “¡Que se vayan todos!”, el alcance de los acontecimientos, sus actores principales y el resultado visto desde hoy.






En este dossier hablan el historiador Ezequiel Adamovsky, el sociólogo y ensayista Eduardo Grüner, el sociólogo, diputado del Frente de Izquierda y dirigente del PTS Christian Castillo, el sociólogo y abogado constitucionalista Roberto Gargarella, el historiador Fernando Aiziczon y el filósofo y doctor en ciencias sociales Alberto Bonnet.

En cuanto a los acontecimientos, con una mayor o menor descripción, algunos opinan que fueron hechos espontáneos o semiespontáneos (por la intervención de algunos partidos o movimientos preexistentes), creados a partir de una acumulación tanto de ataques a los trabajadores desde la década de los 90 (lo que trajo una gran desocupación y miseria) como a los movimientos que surgieron en esa época como los piqueteros, huelgas y levantamientos de estatales.

Más coyunturalmente lo ligan al “corralito” bancario de De la Rúa y Cavallo (con un odio acumulado especialmente por este último), lo que movilizó a importantes sectores de la clase media, el Estado de Sitio decretado por De la Rúa, los saqueos a supermercados por el hambre y algunos sectores del movimiento obrero.

Algunos caracterizan a la situación como insurreccional o prerrevolucionaria, donde la consigna central demostraba un grado de radicalización. Otros ven los límites de esta consigna en la falta de una propuesta por la positiva. Los que se tenían que ir eran los viejos partidos y los políticos corruptos, pero no los bancos o multinacionales, ni tampoco una consigna de gobierno.

Para uno, el autonomismo era un reflejo positivo del movimiento; para otros, la falta de centralidad del movimiento obrero, las tendencias autonomistas y la debilidad de los partidos de izquierda, impidieron que la situación diera un salto dando como resultado el surgimiento del kirchnerismo.

Este fenómeno es visto por algunos como un resultado positivo de estas jornadas, mientras que para otros como Castillo y Aiziczon es el resultado de las maniobras de los viejos partidos, la desaparición de los sindicatos y las centrales sindicales (tanto CGT como CTA) en los momentos decisivos y una serie de concesiones que tuvo que hacer el kirchnerismo para poder desviar el proceso.

En general todos opinan que estos acontecimientos fueron un hito en el país (luego de la represión y muerte de Kosteki y Santillán), aunque con distintas expresiones en Buenos Aires con otras provincias.

Casi todos comparten que aún se mantienen elementos del 2001 (que merecen ser debatidos y profundizados) en mayor o menor medida aún perviven. En especial las asambleas, las fábricas recuperadas y el método de los piquetes, que cuando se dan nuevos ataques vuelven a resurgir.

La gestión obrera de las fábricas como Zanon y Brukman y en la actualidad MadyGraf (ex Donnelley), el crecimiento de la izquierda tanto electoralmente como en su inserción fabril son los ejemplos más significativos de la tradición que el 20 de diciembre nos dejó.

Por último no es posible olvidar a los caídos de aquellas jornadas a manos de la represión estatal, tanto en Plaza de Mayo como en el resto del país. Fueron 38 los muertos por balas policiales federales y provinciales. Y a trece años es clave destacar la impunidad de la que gozan los autores intelectuales de esas muertes. Tanto Fernando De La Rúa como sus funcionarios fueron absueltos en el juicio por aquellos hechos y hoy gozan de plena libertad. Ése también es parte del saldo de las jornadas de diciembre de 2001.

Para conocer la posición del PTS al calor de los acontecimientos se puede leer en el artículo de Estrategia Internacional N° 18, ingresando aquí.





Dossier


















http://www.laizquierdadiario.com/

EL HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DEL 19 Y 20 DE DICIEMBRE




19:40 › A 13 AÑOS, CON EL JUICIO EN MARCHA

El homenaje a las víctimas del 19 y 20 de diciembre

Organizaciones sociales, políticas y sindicales marcharon hasta la Plaza de Mayo para exigir, entre algunas demandas, "castigo" para los exfuncionarios y policías que ordenaron y ejecutaron la represión durante las horas previas a la caída del gobierno de Fernando de la Rúa, y que son juzgados por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 6.




Entre otros, están siendo juzgados el exsecretario de Seguridad Enrique Mathov, el exjefe de la Policía Federal Rubén Santos, el entonces Superintendente de Seguridad Metropolitana, Raúl Andreotti; y el director general de operaciones Norberto Gaudiero, acusados de homicidio culposo y de 117 lesiones culposas.

Para el Frente Popular Darío Santillán, el 2001 enseñó "que sólo con la lucha en las calles, con la organización y la movilización del pueblo" se pudo "enfrentar lo más nefasto del programa neoliberal", en relación al gobierno de la Alianza.

Agrupaciones como el Partido Obrero, el PTS, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Tendencia Piquetera Revolucionaria (TPR) se manifestaron esta tarde en Plaza de Mayo para reclamar al Ejecutivo un "aumento de emergencia" de 5 mil pesos para enero de 2015.

Otras agrupaciones que recordaron las jornadas de 19 y 20 de diciembre fueron Quebracho, que había anunciado un acto para el mediodía de hoy en la intersección de Avenida de Mayo y 9 de Julio, "con la quema de una goma por cada compañero" caído, pero la actividad se suspendió debido al mal tiempo.

La Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (ASiMM) conmemoró un nuevo aniversario "del asesinato del trabajador motociclista Gastón Riva" y, en este sentido, su secretario general, Marcelo Pariente, aseguró que diciembre "es un mes de reivindicaciones".




http://www.pagina12.com.ar/

NUEVO ANIVERSARIO DE LA REPRESION DEL 19 Y 20 DE DICIEMBRE DE 2001



La represión policial del 19 y 20 fue, para el CELS, de una “violencia inusitada”.Imagen: Daniel Jayo



EL PAIS › NUEVO ANIVERSARIO DE LA REPRESION DEL 19 Y 20 DE DICIEMBRE DE 2001



SUBNOTAS

A trece años, con el juicio en marcha

Después de largas dilaciones, en febrero pasado comenzó el proceso oral en el que se juzga a los responsables de la represión en el centro porteño que dejó cinco muertos y un centenar de heridos. Pese al reclamo de los familiares, De la Rúa no está en el banquillo.



Por Ailín Bullentini



"Culmina un día muy difícil”, advierte desde su despacho presidencial un Fernando de la Rúa de actitud impostada. Mira a la cámara y, por cadena nacional, anuncia que ha decretado el estado de sitio en todo el territorio porque “han ocurrido en el país hechos de violencia que ponen en peligro personas y bienes y generan un cuadro de conmoción interior”. Caía la tarde del 19 de diciembre de 2001 y, con ella, el telón sobre un gobierno a medio camino. El entonces presidente se calza los anteojos y cuenta, nuevamente, que el país vive horas difíciles. En la calle, el país ya lo sabía desde hacía rato: saqueos, corridas, movilizaciones, represión, heridos. Elvira Abaca moría esa tarde, en una manifestación en Cipolletti. En Rosario, Rubén Pereyra y Claudio “Pocho”Lepratti, Juan Delgado, Alejandro Pacini y Yanina García, también. Esa noche, en las escalinatas del Congreso, caería herido de gravedad Jorge Cárdenas, frente a cientos de policías. La “crisis” de 2001 apiló más de treinta muertos entre aquel 19 y los días siguientes. La jornada del 20 fue la más sangrienta de todas en la ciudad de Buenos Aires: las fuerzas de seguridad tiraron sus caballos encima de las Madres de Plaza de Mayo y sus gases contra todo aquel que estuviera en esa plaza frente a la Casa Rosada y en las calles aledañas; detuvieron a decenas por que sí, a latigazos, palazos, de los pelos; dispararon balas de goma y de las otras. Gastón Riva, Diego Lamagna, Carlos “Petete” Almirón, Gustavo Benedetto y Alberto Márquez fueron asesinados en aquella represión; cientos de anónimos resultaron heridos. Pasaron trece años.

Pasaron trece años de aquellos hechos represivos que, desde hace diez meses, se analizan en un juicio oral que “por mucho tiempo fue casi inalcanzable” para los familiares de esas víctimas. El debate comenzó en febrero pasado. El ex secretario de Seguridad del gobierno de la Alianza Enrique Mathov es el único funcionario político que afronta cargos penales por las cinco muertes y el centenar de heridos. La lista de acusados en el marco político de la causa –la orden de reprimir y la puesta en marcha de ese plan– la completan el ex jefe de la Policía Federal Rubén Santos; el ex superintendente de Seguridad Metropolitana Raúl Andreozzi; y quien era por aquellos días el jefe de la Dirección General de Operaciones de la Federal, Norberto Gaudiero. Hay también una decena de ex efectivos que responden directamente por algunos muertos y heridos.

“Sabemos que el sector de los acusados no está completo, pero por lo menos están ahí algunos. Está Mathov, está Santos... y hay un juicio, cosa que nosotros hemos llegado a pensar que nunca iba a pasar, porque hubo tanto manoseo a nuestros muertos durante los doce años que lo esperamos”, confesó María Arena, viuda de Gastón Riva. El gran ausente es el ex presidente Fernando de la Rúa (ver aparte), cuyo sobreseimiento aguarda la opinión de la Corte Suprema. Sin embargo, la realización del debate y la esperanza de que haya condena ya son un avance para los familiares de las víctimas y los sobrevivientes.

A lo largo de diez meses de juicio, más de 300 audiencias y la mitad de los testimonios previstos, el Tribunal Oral Federal Nº 6 tuvo la posibilidad de analizar las diferentes partes que componen la causa general: la muerte de Benedetto, la de Márquez –cuentan con querellas independientes–, las de Riva, Lamagna y Almirón, y la represión como respuesta política a una crisis generalizada –con el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) en la cabeza de la representación legal y el acompañamiento de Rodolfo Yanzón–. El año de debate cierra con la disección del circuito de órdenes y el entramado político que no sólo posibilitó, sino que impulsó la acción violenta de las fuerzas de seguridad en las calles del centro. “En términos de tiempo podría haber sido más ágil, pero la principal conclusión que sacamos es que, durante estos meses de juicio, quedó claro el carácter desproporcionado, injustificado de la represión de aquellos días, el grado de violencia inusitada por parte de la policía”, ratificó el equipo jurídico del CELS que integran Rodrigo Borda, Maximiliano Medina y Lucía de la Vega (ver aparte).

Pasaron trece años y la teoría del complot político para voltear a su gobierno, que De la Rúa planteaba en su última cadena nacional como presidente argentino, es un elemento fundamental en la estrategia de Mathov, el botón de muestra de aquel Ejecutivo negligente. “Hay indicios de que tal vez en algún momento se pueda hacer justicia. Tenemos esa esperanza y vamos a seguir teniéndola porque fueron muchos años de pelea para que se llegue a juicio. Estas personas tienen que entender que no pueden hacer lo que se les canta, más allá de la crisis en la que estén sumidos”, advirtió Arena.

Pasaron trece años, una cantidad de tiempo que pesa a la hora de pensar en justicia. De la Vega admitió que “el paso del tiempo es una dificultad con la que peleamos todo el juicio”. A los testigos se les dificulta el recuerdo y los responsables apuestan a eso, al olvido. “Con el paso del tiempo, con la dilación, jugaron siempre. Lo hicieron al comienzo del juicio, con recusaciones, pedidos de nulidad, pero también en la instrucción. Buscan descontextualizar para reescribir una versión histórica adulterada de lo ocurrido en diciembre de 2001”, apostó. Arena agradeció a los testigos, y al ahínco de muchos de ellos por recordar cada detalle de aquel día, “que se jugaron por dar su testimonio a pesar de que siempre fueron tiempos difíciles, porque la policía lo es ahora y lo será siempre”. Mencionó la compañía de los abogados, también. Pero no más. “Estamos muy solos”, expresó en referencia al entorno político y al que llega más allá. Ayer, algo de esto intentaron comunicar en un texto con el que concretaron su participación como familiares de las víctimas de 2001 en un acto de conmemoración que organizó la Secretaría de Derechos Humanos. “Este es un juicio silenciado, toda nuestra lucha ha sido silenciada. Es como si hubiera una intención de no difundir ni acompañar lo que sucede con este juicio, y suponemos que es porque pone en jaque a toda la clase política a futuro”, hipotetizó. La certeza no tardó: “Es muy difícil que se juzgue a un ex presidente porque de alguna manera abre la posibilidad de que esto se pueda hacer con los demás, eso lo sabemos. Pero no tenemos ganas de pensar que no hay voluntad para juzgar a un ex presidente. Este juicio no le viene bien a nadie”.








http://www.pagina12.com.ar/

lunes, 15 de diciembre de 2014

AMPLIO REPUDIO A MASSA POR SU IDEA DE "CERRAR LA ETAPA DE LOS DDHH" por Gerardo Aranguren


Coincidencia - Con diferencia de cinco días, Macri y Massa apuntaron contra la política de Memoria, Verdad y Justicia que llevó a los genocidas a la cárcel.



15 de Diciembre de 2014

Luego del planteo de Macri de "terminar con el curro de los Derechos Humanos"

Amplio repudio a Massa por su idea de "cerrar la etapa de los DD HH"

Randazzo, Scioli, Fresneda, Rossi, Pietragalla, Sain y Conti, entre otros, rechazaron el pedido del diputado del Frente Renovador, quien ante esta repercusión buscó atenuar sus dichos con la colaboración de La Nación y Clarín.


Gerardo Aranguren


Coincidencia - Con diferencia de cinco días, Macri y Massa apuntaron contra la política de Memoria, Verdad y Justicia que llevó a los genocidas a la cárcel.

"Yo creo que la Argentina tiene que cerrar la etapa de Derechos Humanos." Con esa frase, Sergio Massa se sumó a la postura del 'curro' del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, que le valió tantas críticas y generó, incluso, una respuesta por parte de la presidenta Cristina Fernández. 

En una entrevista con el diario salteño El Tribuno, propiedad de su socio político Juan Carlos Romero, el ex intendente de Tigre aseguró que "el gobierno pone sobre la mesa algunos derechos humanos pero se olvida de los derechos humanos que no puede resolver: las víctimas de la inseguridad, los chicos que son víctimas de las adicciones, las comunidades como Tartagal que no tienen agua, los jóvenes que no tienen casa tienen derechos humanos." Y cerró su opinión con la frase que recorrió los medios nacionales: "Argentina tiene que cerrar la etapa de Derechos Humanos, pero no podemos dejar de mirar que en el país hubo 30 mil desaparecidos." 

Horas después de publicada la nota, desde su cuenta de Twitter corrigió levemente sus dichos, agregó la palabra 'bien' y rápidamente también lo hicieron los portales de los diarios La Nación y Clarín: "Argentina debe cerrar bien la etapa de castigo a represores", señaló, matizando su declaración inicial, y agregó: "Con celeridad de la Justicia, castigo a responsables y reparación a víctimas."

Desde allí también repitió los dichos de Santiago Cantón, ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y definido por el propio Massa como "el argentino más respetado en el mundo en Derechos Humanos". En medio de la polémica, Cantón sumó elogios al diputado y señaló: "Trabajando junto a @SergioMassa en la Argentina del futuro. Hay que ampliar la agenda a la lucha contra la violencia de género, la desigualdad, la corrupción, a favor de los pueblos originarios."

Inmediatamente después de conocidos los dichos de Massa, todos los precandidatos presidenciales del kirchnerismo, así como funcionarios y referentes de los Derechos Humanos salieron a contestarle al diputado del Frente Renovador. Desde otros sectores de la oposición, no hubo muestras públicas de repudio. 

El gobernador bonaerense Daniel Scioli manifestó que "el compromiso con la verdad y la justicia no se clausura, los Derechos Humanos no son una etapa que se abre y se cierra". El mandatario agregó: "Quien no defiende los Derechos Humanos debilita los cimientos de nuestra seguridad ciudadana."

Más tajante, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, remarcó: "Si ganan Macri y Massa van a liberar a todos los dictadores presos y van a anular todos los juicios. Expresan un profundo desprecio por la justicia." Domínguez llamó a continuar con los juicios porque "hasta concluir con el último de los imputados no habrá paz en la Argentina".

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, analizó que los candidatos opositores "desean impunidad, ese es el 'curro' histórico de la derecha y los sectores del establishment", y aseguró que con esas declaraciones se "ofende a Madres y Abuelas, y a todos los que queremos un futuro con Memoria, Verdad y Justicia". 

Agustín Rossi, ministro de Defensa, sostuvo que ambos candidatos "buscan volver a los '90, con genocidas en libertad, dejando sin respuestas a las víctimas de delitos de lesa humanidad y sus familias".

"Massa quiere un indulto para los genocidas que impusieron el terrorismo de Estado en Argentina, pero no se anima a decirlo con claridad", afirmó el diputado bonaerense de Nuevo Encuentro Marcelo Sain. 

Referentes de los Derechos Humanos también hicieron públicas sus críticas. El titular de la Secretaría homónima, Martín Fresneda, también criticó los dichos de los dirigentes opositores. El funcionario consideró "graves" las declaraciones: "La lucha por los Derechos Humanos la llevó adelante el pueblo y si pretende detenerla, el pueblo se encargará de mantener esas banderas bien altas."

El titular de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, fiscal Jorge Auat, agregó a este diario que el cierre que propone Massa "no es una decisión de escritorio, porque la política de Derechos Humanos fue un proceso instalado desde el conjunto de la sociedad".


RESPONSABILIDAD EMPRESARIA. Además del trasfondo político, el diputado nacional Horacio Pietragalla, nieto restituido por Abuelas de Plaza de Mayo, aseguró en diálogo con Tiempo Argentino que el pedido de Massa y Macri "tiene que ver con el avance de las causas de responsabilidad civil", y reclamó, en ese sentido, que se trate en el Senado la ley para que no se puedan indultar delitos de lesa humanidad, que ya tiene media sanción en Diputados. 

"Creemos que el año que viene podemos tener sentado a Carlos Blaquier en el banquillo y así se está investigando a muchos otros, como Vicente Massot en Bahía Blanca. Ahí es donde toca intereses de distintos sectores ya que los grupos que se favorecieron en dictadura se oponen a este gobierno y puede financiar este tipo de campañas. El costo es mayor con estos actores que con los militares: son grupos económicos como Papel Prensa (Clarín y La Nación)”, agregó. 

El empresario Vicente Massot, director de La Nueva Provincia de Bahía Blanca e imputado por el asesinato de dos de los delegados del diario, recientemente hizo público su apoyo a Massa, meses después de ser indagado por delitos de lesa humanidad. Con Blaquier el tigrense también demostró cercanía: a fines de noviembre, el candidato del Frente Renovador se reunió junto a empresarios en la casa que el dueño del Ingenio Ledesma tiene en Lomas de San Isidro. El empresario azucarero se encuentra procesado por el secuestro de 29 personas en la última dictadura en la provincia de Jujuy, proceso que no avanzó a juicio oral por las apelaciones de su equipo de abogados. 

El avance contra el sector empresario que participó y se benefició de la represión desatada es sólo una parte de un proceso enorme que se desarrolla en todo el país y que lleva hasta hoy 561 personas condenadas, más de 1000 procesados y más de 150 debates orales.

RECONCILIACIÓN. La postura del ex intendente de Tigre se sube a la idea planteada por Macri de cuestionar las políticas de Derechos Humanos del gobierno, puntualmente el impulso de las investigaciones de los crímenes de la última dictadura. 

Horas antes del Día Internacional de los Derechos Humanos, el jefe de gobierno porteño aseguró que si llega a presidente en 2015 "todos esos curros se acabarán", con lo que reforzó el perfil de derecha que le viene imprimiendo a su candidatura presidencial. Más tarde, el subsecretario de Derechos Humanos de la Ciudad, Claudio Avruj, sumó la idea de la 'reconciliación': "Es importante recordar el pasado, aprender de los errores y proyectar hacia el futuro. Pero apostar a la convivencia y al pluralismo incluye apostar a la reconciliación de la sociedad", explicó ayer al diario La Nación, y habló de diálogo de víctimas del terrorismo de Estado y familiares de víctimas de las organizaciones armadas. «



sonrisas y elogios para hugo moyano



Sergio Massa, Hugo Moyano y su hijo, Facundo, compartieron escenario y elogios. En la noche del sábado, el líder de la CGT disidente, que hasta ahora había sido crítico con el grueso de los aspirantes a suceder a Cristina Fernández, se mostró sonriente junto al ex intendente de Tigre. El diputado, por su parte, se ocupó en persona de desestimar las versiones sobre rispideces con el camionero.

La reunión de Massa con el sindicalista fue frente a las casi 4000 personas que asistieron a la imponente fiesta de fin de año del gremio que dirige Facundo Moyano, el Sindicato Único de Trabajadores de Peaje y Afines (SUTPA). Meses atrás, Moyano hijo explicitó su pertenencia al Frente Renovador, en lo que muchos leyeron como un desplante a su padre, que parecía distanciado de Massa. Si esas rispideces existieron, a la luz de lo ocurrido el sábado, parecen haberse dejado de lado ante coincidencias electorales más inmediatas.
Antes de que comenzaran a sonar Los Cafres y Los Totora, que dieron un show musical, Massa tomó el micrófono y se refirió de forma elogiosa a Moyano padre, con quien dijo tener una excelente relación. "Un amigo, con quien dicen que tengo mala relación, miren si tendré mala relación que lo mejor que puede poner un padre es un hijo a trabajar en un espacio", sostuvo el diputado en referencia al camionero.

El tigrense también aprovechó el escenario y el marco sindical para volver a hablar de uno de sus caballitos de batalla: el Impuesto a las Ganancias. "El año que viene vamos a estar acá, en la fiesta de los trabajadores de peajes, donde vamos a anunciar que los trabajadores no pagan más el Impuesto a las Ganancias, porque no puede ser que mientras los trabajadores pagan el impuesto, a los bancos y a los que operan en la Bolsa no les cobran", sostuvo Massa, ante la mirada complaciente de los Moyano.






"La lucha por los Derechos Humanos la llevó adelante el pueblo y si pretende detenerla, el pueblo se encargará de mantener esas banderas bien altas."

Martín Fresneda
Secretario de Derechos Humanos



"Macri y Massa buscan volver a los '90, con genocidas en libertad, dejando sin respuestas a las víctimas y sus familias."

Agustín Rossi
Ministro de Defensa



"El fin de esa etapa debe estar referido a la terminación de los juicios. Eso sólo sería posible con una amnistía que Massa no se atreve a plantear."

Eduardo Jozami
Dir. Centro Haroldo Conti



"Macri y Massa desean impunidad, ese el 'curro' histórico de la derecha y el establishment. Ofende a las Madres y las Abuelas."

Florencio Randazzo
Ministro del Interior y Transporte



"Quien no defiende los DD HH debilita los cimientos de nuestra seguridad ciudadana. El compromiso con la Verdad y la Justicia no se clausura."

Daniel Scioli
Gobernador bonaerense






http://tiempo.infonews.com/